Mitos: ¿Si mi champú hace mucha espuma es que lava mejor?


¿Qué tiene la espuma que gusta tanto? ¿Quién no ha oído alguna vez “no me gusta un champú porque no hace nada de espuma” o “quiero un champú suave pero que haga mucha espuma”?

Atentos ahí. ¿En qué nos fijamos a la hora de escoger un champú? ¿Es la cantidad de espuma la que nos hace decidir por un champú u otro o nos fijamos en el resultado y salud de nuestro cabello? De primeras, si un champú hace mucha espuma es una clara indicación de que ese champú contiene sulfatos, un tensioactivo sintético bastante agresivo.

¿Qué efectos tienen los sulfatos en nuestro cabello y cuero cabelludo?

Los sulfatos son la manera más económica de conseguir una gran cantidad de espuma, que a su vez es totalmente innecesaria para la limpieza del cuerpo. Cuando utilizas un champú, gel de ducha o cualquier producto que lleve sulfatos tiendes a eliminar todo lo que se encuentra en la piel, no sólo la suciedad sino también toda la grasa, incluidos los aceites naturales que nuestra piel y cabello crea para mantenerse saludable y protegerse de los agentes externos. El organismo, que siempre tiene mecanismos de autorregulación, hace que nuestra piel intente compensar la pérdida de sus aceites naturales haciendo que se vuelva excesivamente grasa. Por lo que la ausencia de aceites naturales causará una mayor sequedad y sensación de tirantez en tu piel. Además a largo plazo, pueden generar alergias o problemas cutáneos derivados de la excesiva actividad celular de esta.

De ahí, la concienciación actual por los sulfatos y el motivo por el que muchos están decidiendo optar por cambiar sus hábitos hacia un champú sin sulfatos. Al no llevar ningún tipo de sulfatos, y utilizar tensioactivos suaves de burbuja pequeña, notaremos que inicialmente hacen menos espuma mientras nos lavamos la cabeza pero mejora a medida que nuestro cabello se va adaptando. Nuestra particular recomendación es hacer dos lavados, y notaremos que en el segundo lavado hace más espuma. Que no produzca una gran cantidad de espuma no tiene porqué echarte atrás, sencillamente es una experiencia de lavado suave, que resulta más gratificante con el tiempo. Además, menos espuma no significa que no estemos lavando correctamente nuestro cabello.

Los tensioactivos naturales sustitutos de los sulfatos

Para evitarlo, en sustitución a los sulfatos, los champús naturales incluyen en sus fórmulas los glucosides (coco-glucoside y decyl glucoside) y betainas (cocamydropopyl betaine), que son tensioactivos naturales derivados del coco muy usados en cosmética natural. Estos tensioactivos aparte de ser un buen limpiador producen espuma de burbuja pequeña. Los glucosides son naturales, biodegradables y respetuosos con el medio ambiente.

Así pues vemos como más no es mejor. Una gran cantidad de espuma producida por los sulfatos indica un excesivo poder detergente para la piel y no determina el grado de limpieza sino que esta sólo ayuda a facilitar el lavado.

Utilizar cosmética natural, no significa que no podamos disfrutar de nuestro momento de baño y experimentar un lavado de diez. Hoy en día la cosmética natural ya nos permite disfrutar de esta experiencia y podemos jugar con las texturas y los aromas de sus productos; y lo más importante, conseguir un cabello repleto de salud.

Una experiencia de lavado con champú natural

Al utilizar un champú natural también se recomienda prescindir de acondicionadores, mascarillas o sérum capilar que contengan siliconas. De este modo, la experiencia de lavado es más natural y saludable en todo su conjunto. Si lo que buscamos es hidratación y nutrición más allá de un cabello bonito a primera vista, debemos escoger aquellos productos que nos detoxifiquen de los restos de siliconas y nos aporten ingredientes antioxidantes y detoxificantes para mejorar la salud del folículo y la fibra capilar.

Para controlar cabellos encrespados y mejorar la elasticidad del cabello, podemos acompañar el lavado con un acondicionador anti-frizz. Una vez a la semana, mínimo, aplicaremos una mascarilla capilar natural para reparar y nutrir el cabello en profundidad, recuperando el brillo de la fibra capilar. Y para complementar el lavado, se recomienda aplicar un sérum capilar natural que podemos incluir en el proceso de lavado o bien en seco. Sólo si empezamos cuidando la raíz con ingredientes naturales conseguiremos un cabello sano dejando atrás un aspecto dañado y deteriorado. Entonces, ¿qué es mejor para mi cabello?

Haircare Intense Detox Plan

El Haircare Intense Detox Plan de Freshly Cosmetics promete un plan intense para que el cabello recupere toda su salud. Con el Vibrant Refreshing Shampoo, el Acondicionador Reparador Anti-frizz y el Serum Capilar Intense Recovery conseguiremos el objetivo que nos hemos marcado que es eliminar por completo la dependencia de las siliconas y los sulfatos a la vez que protegemos la fibra capilar y combatimos el encrespamiento con aceites vegetales que dejan un cabello suave y nutrido. Además, el Haircare Intense Detox Plan incluye una guía completa paso a paso de cómo usar los tres productos.

Te invitamos a experimentar tu momento intense. Puedes comprarlo en www.freshlycosmetics.com

Comparte con nosotros tus impresiones, rutinas y experiencias con la cosmética natural en los comentarios del Blog o a través de Instagram ¡nos encanta compartir experiencias con vosotros! Y sigue pasándote por aquí, cada semana subimos contenido nuevo y prometemos que te va a encantar.

Descuento Freshly Cosmetics
Descuento Freshly Cosmetics

Deja un comentario