10 tips imprescindibles si quieres tener la piel y el pelo sano y radiante

Aunque cada persona es un mundo, y todos, debido a nuestras características personales, seguimos una rutina de belleza diferente, lo que sí es cierto es que hay unos puntos comunes para que tanto nuestra piel como nuestro cabello luzcan sanos y saludable por lo tanto se vean mucho mejor. ¡Sigue leyendo y descubre los tips imprescindibles para un cabello y piel repleto de saludl!

1. ¿Nos duchamos con la temperatura correcta del agua? Ducharnos es un placer. El perfume natural de nuestros productos nos envuelve y relaja. Pero cuando vamos a aclararnos usamos agua demasiado caliente. Esto tendrá impacto directo sobre nuestro cabello, ya que las altas temperaturas harán que se caiga con más facilidad, pierda brillo y se vuelva más frágil.  Respecto a nuestra piel, el agua demasiado caliente dilatará en exceso nuestros poros y arrastrará los aceites naturales que cubren la capa externa de nuestro cuerpo, quitándole brillo y suavidad. ¿Es tu caso? Dúchate con agua tibia.


2. ¿Nos secamos bien? Al salir de la ducha acostumbramos a secarnos enérgicamente. Este gesto hará que nuestra piel se irrite. Lo ideal será secarnos con toquecitos suaves, sin frotar ni hacer fuerza. De igual manera con nuestro cabello. Frotar con fuerza y ponernos la toalla en forma de turbante provocará que las fibras capilares se rompan, el pelo se debilite y sea más propenso al efecto frizz.


3. ¡Hidratación! Hidratarse correctamente es la base para lucir una piel suave hidratada, firme y radiante. Imprescindible los dos litros de agua diarios que ayudarán a mantenernos hidratados y saludables por dentro. Para cuidar la piel y cabello por fuera es importante elegir los productos naturales adecuados. ¿Utilizas sérum facial? Este producto para el rostro reduce, revierte y previene todos los signos del envejecimiento provocados por los radicales libres. 1000 veces más potente que la Coenzima Q10 y 65 veces más que la Vitamina C. Compleméntalo con una crema hidratante antioxidante natural para conseguir un plus de hidratación durante todo el día. Y para el pelo ¿cómo podemos mantenerlo hidratado? Utiliza una mascarilla para el pelo natural dos veces a la semana para nutrir en profundidad y recuperar el brillo de la fibra capilar. Para el cuerpo, añade a tu rutina una crema corporal natural con cafeína para reafirmar tu piel y estimular la combustión de grasas o un aceite corporal natural para conseguir un hidratación en profundidad e incrementar la elasticidad y firmeza de la piel.


4. Cada zona del cuerpo, distintas necesidades. Y es que no podemos tratar toda la piel por igual. Cada zona de nuestro cuerpo tiene características y necesidades diferentes. Por este motivo, es imprescindible usar un producto específico para el contorno de ojos, ya que esta es una zona muy fina y es la que más rápido envejece. Su aplicación nos ayudará a disminuir la cantidad y profundidad de las arrugas y reducir la inflamación de las bolsas.

5.Protégete de los agentes externos usando cosmética natural. Nuestra piel y cabello están expuestos a múltiples agentes externos que los degradan y los apagan haciendo que se vean sin vitalidad. Es por esto que tenemos que escoger productos que impidan que estos agentes dañen nuestro cuerpo. Para el cabello, un sérum capilar natural y una mascarilla nutritiva y reparadora nos ayudará a proteger nuestro pelo de las radiaciones solares, así como de la contaminación. Para el rostro usaremos una bruma facial ya que nos aportará una dosis de SOD que ayuda a reducir casi el 100% de la inflamación causada por los rayos UVB, aparte de reducir las arrugas e incrementar la firmeza de la piel. 

6.Exfoliación. Mínimo una vez a la semana tanto en el rostro como en el cuerpo. ¡Un truco! Para que se vuelva un hábito, utiliza un exfoliante de grano fino apto tanto para la piel de la cara como la del cuerpo. ¡Ya no se te olvidará exfoliarte mientras estés en la ducha!

7. ¡Fruta y verdura! Para lucir genial por fuera tenemos que cuidarnos por dentro. No hay mejor manera para conseguirlo que seguir una dieta variada y saludable a base de frutas y verduras. Te proponemos unas recetas veganas que te encantarán, ¡clica aquí!

8. Practicar yoga. Practicar asanas nos aporta un estado de ánimo relajado y con más energía para hacer frente al estrés. ¡Nuestro cuerpo nos lo agradecerá! Para potenciar el efecto en nuestra piel, ¿te animas a practicar yoga facial?

9. Disfrutar del tiempo libre de forma relajada. Tu día a día está lleno de tareas, planes u obligaciones. ¡Encuentra tiempo para ti! Coge un libro y acompáñalo con un desayuno de lo más healthy, vuelve a pintar o dibujar, aprende un estilo de danza nuevo… Todos estos pequeños placeres te harán más feliz y esto se reflejará en tu piel y tu cabello.

10. Apúntate al concepto Slow. El término slow hace referencia a una filosofía de vida, vivir de manera tranquila, alineando tus valores con tus actos. Esto se puede estipular a todo, es por esto que, seguro que se suenan los términos, slow food, slow fashion, slow beauty… Todo esto hace referencia a vivir de una manera más relajada y respetuosa con lo demás y el entorno. 

¿Ya aplicabas alguno de estos tips? ¿Cuál es tu tip preferido para lucir genial tanto por dentro como por fuera? Explícanoslo en un comentario, ¡queremos saber tu opinión!

Recuerda, si te ha gustado este post puedes compartirlo con tus amigos y suscribirte a la Newsletter para recibir en tu email los últimos post publicados (cada semana subimos contenido nuevo y prometemos que te va a encantar) y así estarás al día de las novedades y ofertas de Freshly Cosmetics. 

Leave a comment