Día mundial del yoga: ¡ya no hay excusa para no practicarlo!


Foto portada: @ mimialbero

“Cuando haces yoga, no importa qué has sido; importa la persona en la que te estás convirtiendo”

– AADIL PAKHIVALA –

Fue en 2014 cuando las Naciones Unidas proclamaron el 21 de junio como el Día Mundial del Yoga. El yoga es una práctica cada vez más popular en nuestro entorno y es que la lista de beneficios que aporta a nuestro cuerpo y mente es larguísima. Es ideal para calmar la mente, reducir el estrés, estirar todo el cuerpo, tonificarlo, y descubrirse a uno mismo.

Para notar sus beneficios y vivir plenamente, es importante ser constantes, practicarlo con regularidad y con cierta disciplina. Good things take time!

La clave está en encontrar tu mejor momento para llevar a cabo esta práctica. Puede ser a primera hora de la mañana, cuando te acabes de despertar, después de haber tomado un vaso de agua tibia con limón, con la mente aún relajada y con pocos pensamientos rondando por tu cabeza. O por la noche, para tomar consciencia de tu respiración y relajarte para conciliar el sueño. ¡Lo importante es que hagas un hueco en tu agenda para practicar yoga!

Si no tienes tiempo para ir a un centro especializado en yoga, te presentamos unas posturas para que empieces a practicarlo desde tu propio hogar. El entorno, en este caso, jugará un papel importante. Nos tenemos que envolver de paz, sentirnos a gusto, relajados y alejarnos de las distracciones, como puede ser la televisión o el teléfono móvil. Encuentra un espacio que te lleve a la calma. Aquí va una recomendación, las velas, con su luz tenue, pueden crear una atmósfera muy acogedora. Si escogemos velas de soja con aroma a lavanda, nos relajará y facilitará que conciliemos el sueño gracias a sus propiedades.

Aquí os proponemos unas inspiradoras cuentas de Instagram para descubrir este apasionante mundo.

Consigue empezar bien el día con yoga

Practicar yoga a primera hora de la mañana puede llenarte de energía, siempre y cuando elijamos las posturas adecuadas. Lo único que necesitarás será ropa cómoda, una esterilla y tu espacio donde te sientas en calma y sin distracciones. Planificar tu sesión a la misma hora cada mañana te ayudará a que se convierta en rutina.

Os proponemos tres posturas o asanas para reactivar tu cuerpo, mejorar la flexibilidad y relajar la mente. Ideales para empezar el día llenos de buenas vibraciones y energía. Puedes mantenerte en estas posturas entre 30 segundos y1 minuto aproximadamente.

1. Uttanasana o flexión de pie hacia delante: una postura que ayuda a mejorar la flexibilidad, calmar la mente y a lidiar con el estrés.


@vanesalorenzo

Para empezar, elevaremos los brazos hacia arriba nos estiraremos y al exhalar doblaremos nuestro cuerpo hacia delante. Con las rodillas rectas o flexionadas, dependerá de cada cuerpo, pondremos las palmas de la mano en los pies o detrás de los tobillos. Para volver a nuestra posición inicial, levantaremos primero la cabeza y luego el tronco.

2. La postura del Guerrero I nos ayudará a fortalecer las piernas y la espalda y con ello conseguiremos centrar la mente mientras estiramos el cuerpo.


@ariadneartiles

Desde la posición de pie, tomaremos aire y daremos un paso lateral, de modo que nuestras piernas queden separadas a una distancia aproximada de un metro. Giraremos el pie izquierdo 90 grados y el derecho unos 60 grados hacia la izquierda. Giraremos la cadera hacia delante. Al espirar, flexionaremos la rodilla izquierda hasta formar un ángulo de 90 grados y subiremos los brazos mientras mantenemos la cabeza erguida.

3. La asana de la Luna Creciente es muy beneficiosa para el sistema digestivo y para fortalecer espalda, piernas y tobillos.

@xuanlanyoga

Iniciaremos la asana de pie, nos inclinaremos poco a poco hacia delante, manteniendo recta la espalda, hasta que coloquemos las manos en el suelo. Daremos un paso hacia atrás con cada uno de nuestros pies hasta conseguir una postura de “V” invertida. Al inhalar, daremos un paso hacia delante con el pie derecho y lo colocaremos entre las manos. Mientras inhalamos, elevaremos el torso poco a poco y alzaremos los brazos por encima de la cabeza, nuestras palmas tienen que apuntar la una hacia la otra. No arquees en exceso la parte lumbar de la espalda, todo tiene que ser muy natural.

Iníciate al yoga poco a poco, con paciencia, conciencia y constancia. Y es que no es solo una serie de asanas o posturas, es un estilo de vida. ¿Cuál es tu postura preferida? Comparte tus posturas más fresh en Instagram con el hashtag #freshlycosmetics. ¡Queremos ver tus mejores posturas de yoga!

Recuerda, si te ha gustado este post puedes compartirlo con tus amigos y suscribirte a la Newsletter para recibir en tu email los últimos post publicados (cada semana subimos contenido nuevo y prometemos que te va a encantar) y así estarás al día de las novedades y ofertas de Freshly Cosmetics.

¿Qué te ha parecido? ¡Nos encantará leerte!