¿Qué es la piel deshidratada y cómo tratarla?


Habrás oído en numerosas ocasiones los conceptos piel grasa, piel seca, piel mixta, piel sensible…¿verdad? habitualmente se utilizan para definir el tipo de piel de una persona. Esto significa que tu piel a lo largo de gran parte de tu vida es de uno u otro tipo en función de la genética, y se mantendrá así la mayoría del tiempo. Sin embargo, hay momentos en los que tu piel puede cambiar temporalmente y pasar a estar, por ejemplo, deshidratada.

¿Qué es la piel deshidratada?


La piel deshidratada es un estado temporal de la piel y puede verse afectada tanto si tienes piel seca como si tienes piel grasa, has oído bien, puedes tener piel grasa y deshidratada ¡no nos hemos vuelto locos!

Cualquier tipo de piel puede mostrarse deshidratada en un momento transitorio debido a factores externos como temperaturas extremas, aplicación de cosméticos agresivos, ingesta de determinados medicamentos, falta de humedad en el ambiente, estrés, exposición al sol prolongada…lo que se traduce en falta de agua en el organismo, esto es lo que provoca que la piel esté deshidratada. A diferencia de la piel seca, que como hemos dicho anteriormente, se debe habitualmente a un tema genético y se caracteriza por falta de lípidos (grasas).

Es por tanto importantísimo tener en cuenta la hidratación de la piel y saber qué productos pueden ayudar a aumentar el nivel de agua que necesita, para así lograr una piel sana con brillo y elasticidad.

¿Cómo detectar la piel deshidratada? 

Los principales síntomas de una piel deshidratada suelen manifestarse como falta de brillo, tirantez y descamación.
 
- Falta de brillo: más de una vez habrás notado que tu piel parece apagada, sin vitalidad y eso hace que tu rostro parezca cansado, pues bien, esto se debe a la deshidratación de la piel. Debemos tener en cuenta que nuestra piel va perdiendo agua a lo largo del día por ello es importante  ayudarla a recuperar los niveles de agua que necesita.  Toma entre 1 y 2 litros de agua al día y utiliza productos cosméticos que favorezcan notablemente esa hidratación.
 
- Tirantez: todos hemos tenido esa sensación de piel tirante y sin elasticidad en alguna ocasión. Esto se debe a una importante escasez de agua en la piel. El uso de según qué productos cosméticos también puede generar esta sensación si son demasiado agresivos con la piel. Recuerda, es muy importante que elijas bien aquellos productos que cuiden y mimen tu piel.
 
- Rugosidad y descamación: otro síntoma que te ayudará a identificar la piel deshidratada es la falta de suavidad, es decir, la piel comienza a descamarse como si se estuviera pelando y en ocasiones puede generar incluso picores. Esto provoca que nuestra piel no esté uniforme y parezca más irregular y rugosa.

¡Pero que no cunda el pánico! Se puede tratar la piel deshidratada y a continuación te damos consejos para hacer que mejore notablemente.

¿Cómo tratar la piel deshidratada?


Una de las principales recomendaciones para tratar la piel deshidratada y restaurar los niveles de agua que necesita es hidratar bien nuestro organismo aumentando la ingesta de líquidos y añadiendo a nuestra dieta alimentos ricos en agua como la sandía, la piña o el pepino.

Otro aspecto a tener en cuenta para tratar la piel deshidratada es mantener una correcta rutina de limpieza, en el caso de las pieles deshidratadas no se recomienda el uso de productos con alto poder astringente ya que pueden resecar más todavía la piel. La mejor opción es limpiar tu piel con productos naturales, que fomenten la retención de agua, como el Agua micelar Fresh Green. Gracias a las micelas naturales retira todas las impurezas y trazas de maquillaje de forma suave, respetando la barrera dérmica de la piel. Además contiene pepino, un ingrediente excelente para reparar, hidratar y aportar vitalidad a nuestra piel.

Para hidratar la piel tras la limpieza es recomendable aplicar productos que aporten un extra de hidratación como el Green Vitamin Concentrate Serum que incrementa la hidratación subcutánea mediante la acción del ácido hialurónico vegano que además aporta firmeza y elasticidad a la piel.

piel-deshidratada-freshly-cosmetics

Puedes combinar este sérum con la crema facial Bloom Orchid Face Cream ya que  incorpora la última tecnología natural en hidratación y reducción del estrés cutáneo, además está probado que incrementa en un 115% la hidratación de la piel. Puedes aplicar estos dos productos a diario tras tu rutina de limpieza para conseguir restaurar los niveles de agua que tu piel necesita, para ello no tienes más que hacerte con el Vitamin Complex Facial Plan que inluye ambos productos.

También es recomendable aplicar un face mist a lo largo del día para rehidratar de forma refrescante y cómoda tu piel en cualquier momento, ya que puedes aplicarlo incluso estando maquillada. El Superoxide Dismutase Face Mist incrementa la firmeza, la elasticidad y reduce la rugosidad de la piel gracias al innovador complejo activo de liquen, polipodio y musgo de Islandia.

Si queremos combatir la descamación y eliminar esas pieles muertas tan molestas recomendamos exfoliar la piel con un sérum enzimático para evitar irritaciones. El Blue Radiance Enzymatic Serum exfolia profundamente e incrementa la renovación de la piel, consiguiendo un rostro más joven y radiante sin irritaciones, mediante potentes activos como el probiotic lactococcus, enzimas de granada, enzimas de papaya o el caviar de lima australiano.

Sigue estos consejos y verás cómo tu piel deshidratada mejora rápidamente. Además, si mantienes los cuidados que hemos ido detallando en este post conseguirás prevenirla y olvidarte por completo de la piel deshidratada.

Comparte con nosotros tus impresiones, rutinas y experiencias con la cosmética natural en los comentarios del Blog o a través de Instagram ¡nos encanta compartir experiencias con vosotros! Y sigue pasándote por aquí, cada semana subimos contenido nuevo y prometemos que te va a encantar.

Descuento Freshly Cosmetics
Descuento Freshly Cosmetics

Deja un comentario