¿Cómo prolongar mi bronceado de forma saludable?


Tomar el sol con las medidas de prevención necesarias aporta muchos beneficios para nuestra piel. Nos carga de vitamina D, mejora nuestro estado de ánimo, el aspecto de la dermis y nuestro sistema inmunológico. Y es que después de pasarnos horas boca arriba-boca abajo, siempre con crema solar, ya podemos decir que nuestra piel está bronceada. Ahora bien, ¿cómo tenemos que cuidarla después de tomar el sol para prolongar y potenciar al máximo nuestro bronceado de forma natural y saludable?

¡Presta atención a los siguientes tips para lucir una piel bronceada, hidratada y radiante durante más tiempo! 

1.Plus de hidratación: En los meses de verano, la piel del rostro puede presentar diferentes tonalidades y podemos sufrir degradación en nuestros tejidos. Es por esto que una piel hidratada y nutrida, mantendrá el bronceado más tiempo. Para seguir una rutina basada en la hidratación, nos ayudará cada mañana aplicar unas gotas de sérum antioxidante seguido de una crema hidratante con complejo de ácido hialurónico vegano y plantas xerófitas que aumenta en un 115% la hidratación cutánea. Como paso previo, y para dar al rostro este plus de hidratación y tratamiento que necesitamos en verano, el producto que mejor nos encajará es el Face Mist de Freshly Cosmetics. ¿Qué nos aportará este producto? Esta bruma facial incrementará la firmeza y elasticidad de nuestra piel gracias al innovador complejo activo de liquen, polipodio y musgo de Islandia. Unificará nuestro tono, reducirá imperfecciones, la inflamación de los poros y la secreción sebácea con la acción sinérgica de dos especies de loto y el curculigo. ¡Un truco! Puedes llevarlo siempre contigo, el envase es perfecto para que te acompañe a todas partes y cuando notes que tu piel está reseca, irritada o quieres sentirla más fresca, aplica una o dos pulsaciones de Face Mist en tu rostro.

2.Exfoliación: En verano apostaremos por una exfoliación más suave pero más frecuente. ¿Sabes por qué? En estos meses, el uso de protectores solares, aceites y cremas corporales incrementa. Es por esto que necesitamos oxigenar los poros tras un uso prolongado de productos cosméticos. Otro motivo para incorporar más veces la exfoliación, tanto corporal como de rostro, en nuestra beauty routine es para eliminar las impurezas y células muertas para preparar la piel para absorber mejor los productos que te apliques en ella o los rayos del sol. Optaremos por un exfoliante natural con partículas biodegradables de alto poder hidratante.

3. Aceite corporal: Después de tomar el sol tenemos que cuidar nuestra piel. Mientras estés en la ducha, aprovecha que la temperatura nos lo permite y utiliza agua fría en el último aclarado. Con este gesto lo que conseguirás es reactivar la circulación y evitarás la deshidratación que provoca el agua caliente sobre nuestra piel. Una vez hayamos salido de la ducha, con la piel aún húmeda para mejorar la aplicación e incrementar su poder hidratante, aplicaremos un aceite corporal que hidrate en profundidad la piel, ¿has probado el Golden Radiance Body Oil? Tras tomar el sol, aunque haya sido con protección solar, la piel tiende a estar deshidratada y debilitada. Con la aplicación de un aceite corporal natural, evitaremos que nuestra piel se pele, recuperaremos la elasticidad y firmeza de esta y conseguiremos que el bronceado dure mucho más.

4. Alimentación: No podemos olvidar el papel tan importante que juega la alimentación en todo esto. Y es que, ingerir los alimentos correctos, aparte de mejorar nuestra salud, hará que nuestro bronceado luzca bonito y saludable ¡por más tiempo! ¿De qué alimentos estamos hablando? Nos centraremos, concretamente en los denominados betacarotenos, que pertenecen al grupo de los carotenoides. Son una gran fuente de vitamina A y muy antioxidantes. Incorporar estos alimentos en tu dieta diaria ayudará a proteger la piel de los radicales libres y reducirán el riesgo de sufrir quemaduras solares. Son unos alimentos imprescindibles si queremos mantener una piel sana y bronceada. Podemos incorporar en nuestra dieta zanahorias, tomates, melón, calabaza, nísperos o mango. En general lo encontramos en verduras y frutas de color amarillo y naranja y en las verduras de hoja verde como el brócoli. ¡Alimentos muy sabrosos!

¡Siguiendo estos sencillos pasos conseguiremos lucir un bronceado bonito y sano por más tiempo!

¡Déjanos un comentario y comparte todos tus tips para mantener un saludable bronceado, queremos escuchar tu opinión! 

Recuerda, si te ha gustado este post puedes compartirlo con tus amigos y suscribirte a la Newsletter para recibir en tu email los últimos post publicados (cada semana subimos contenido nuevo y prometemos que te va a encantar) y así estarás al día de las novedades y ofertas de Freshly Cosmetics. 

Deja un comentario